Tendrán su recompensa junto a su Señor

«Quienes hagan caridad con sus bienes, noche y día, en privado o en público, tendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán.»

Corán, 2, 273.