Ten, pues, paciencia ante el designio de tu Señor

«Ten, pues, paciencia ante el designio de tu Señor y no seas como el Profeta Jonás [Yunus] que al ser tragado por la ballena Nos imploró angustiado.»

Corán, 68, 48.