Si sois creyentes, no tengáis miedo de ellos, sino de Mí

«Así es el Demonio: hace tener miedo de sus amigos. Pero, si sois creyentes, no tengáis miedo de ellos, sino de Mí.»

Corán, 3, 175.