¡Señor!, haz que sepa agradecerte

«Y (Salomón) sonrió al oír sus palabras e invocó (a Al-lah) diciendo: «¡Señor!, haz que sepa agradecerte los favores que nos has concedido a mi padre y a mí, y que sepa actuar con rectitud para que estés complacido con lo que haga; y admíteme, por Tu misericordia, entre Tus siervos rectos y virtuosos».»

Corán, 27, 19.