Que ni vuestra hacienda ni vuestros hijos

«¡Creyentes! Que ni vuestra
hacienda ni vuestros hijos os
distraigan del recuerdo de Alá.
Quienes eso hacen, son los que
pierden.»

Corán, 63, 9.