Que cada alma considere cuánto ha realizado