Para que no puedan escuchar

6. He adornado el cielo más bajo con los astros
7. como protección contra todo demonio rebelde,
8. para que no puedan escuchar lo que revelo a la asamblea más elevada [de ángeles y para que, si lo intentan,] les sean arrojados [los astros] por todas partes,
9. y así ahuyentarlos. Los demonios recibirán un castigo eterno.
10. Aquellos que furtivamente alcancen a oír algo de los ángeles serán alcanzados por una centella fulminante.

Corán
37:6 a 37:10