No hagas caso (a quien te impide rezar, oh, Muhammad)

«¡No hagas caso (a quien te impide rezar, oh, Muhammad)! Póstrate (ante tu Señor) y acércate a Él.»

Corán, 96, 19.