No discuten sobre los signos de Alá sino los infieles