Frunció el ceño y dio la espalda

1. (El Profeta) frunció el ceño y dio la espalda

2. al ciego cuando este se presentó ante él.

3. ¿Y quién sabe (¡oh, Muhammad!) si (lo que tuvieras que decirle) no fuese a purificarlo?,

4. ¿o que tu exhortación no le fuese de beneficio?