Ese día el hombre contemplará sus propias obras

«Por cierto que os hemos advertido de un castigo cercano. Ese día el hombre contemplará sus propias obras, y el incrédulo dirá: ¡Ojalá fuera polvo [para no ser juzgado]!»

Corán, 78, 40.