Él no necesita nada de nadie y es digno de toda alabanza

«¡Oh, gentes!, vosotros estáis necesitados de Al-lah, mientras que Él no necesita nada de nadie y es digno de toda alabanza.»

Corán, 35, 15.