Da lo mismo que adviertas o no a los incrédulos

Da lo mismo que adviertas o no a los incrédulos: no creerán. Dios ha sellado sus corazones y oídos; una venda cubre sus ojos y tendrán un castigo terrible.

Corán, 2, 6 y 7.