Contribuir por la causa de Dios

38. Se los invita a contribuir por la causa de Dios, pero entre ustedes hay quienes se muestran avaros. El avaro solo se perjudica a sí mismo. Porque Dios es el Rico y ustedes son los pobres16. Si no creen, Dios los cambiará por otro pueblo que no será como ustedes.

Corán, 47.