Sus mujeres son para ustedes como un campo de labranza

«Sus mujeres son para ustedes como un campo de labranza, por tanto, siembren en su campo cuando [y como] quieran. Hagan obras de bien para que se beneficien, y tengan temor de Dios ya que se encontrarán con Él; y albricia a los creyentes [que obtendrán una hermosa recompensa].» Corán, 2, 223.