La Fe Pura, sura 112 (completa)

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso! 1. Di: «¡Él es Alá, Uno, 2. Dios, el Eterno. 3. No ha engendrado, ni ha sido engendrado. 4. No tiene par».

El Alba, sura 113 (completa)

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso! 1. Di: «Me refugio en el Señor del alba 2. del mal que hacen sus criaturas, 3. del mal de la oscuridad cuando se extiende, 4. del mal de las que soplan en los nudos, 5. del mal envidioso cuando envidia».

Los Hombres, sura 114 (completa)

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso! 1. Di: «Me refugio en el Señor de los hombres, 2. el Rey de los hombres, 3. el Dios de los hombres, 4. del mal de la insinuación, del que se escabulle, 5. que insinúa en el ánimo de los hombres, 6. sea genio, sea hombre»

Nadie sabe lo que el día siguiente le deparará

«Alá tiene conocimiento de la Hora. Envía abajo la lluvia. Sabe lo que encierran las entrañas de la madre, mientras que nadie sabe lo que el día siguiente le deparará, nadie sabe en qué tierra morirá. Alá es omnisciente, está bien informado.» Corán, 31, 34.

Alá todo lo oye

«Alá ha oído lo que decía la que discutía contigo a propósito de su esposo y que se quejaba a Alá. Alá oye vuestro diálogo. Alá todo lo oye, todo lo ve.» Corán, 58, 1.

Buscad ayuda en la paciencia y en la azalá

«¡Vosotros, los que creéis, buscad ayuda en la paciencia y en la azalá! Alá está con los pacientes.» Corán, 2, 153.

El Compasivo les dará amor

» A quienes hayan creído y obrado bien, el Compasivo les dará amor.» Corán, 19, 96.

Los falsarios estarán perdidos

«Ya mandamos a otros enviados antes de ti. De algunos de ellos ya te hemos contado, de otros no. Ningún enviado pudo traer signo alguno, sino con permiso de Alá. Cuando llegue la orden de Alá, se decidirá según justicia y, entonces, los falsarios estarán perdidos.» Corán, 40, 78

Alá conoce mejor que nadie a vuestros enemigos

«Alá conoce mejor que nadie a vuestros enemigos. Alá basta como amigo. Alá basta como auxiliar.» Corán, 4, 45.

Que no te entristezca ver a quienes se precipitan en la incredulidad

«Que no te entristezca ver a quienes se precipitan en la incredulidad. No podrán causar ningún daño a Alá. Alá no quiere darles parte en la otra vida. Tendrán un castigo terrible.» Corán, 3, 176.

No oirán allí vaniloquio

«No oirán allí vaniloquio, ni falsedad.» Corán, 78, 35.

Introduce en Su misericordia a quien Él quiere

«Introduce en Su misericordia a quien Él quiere. Pero a los impíos les ha preparado un castigo doloroso.» Corán, 76, 31.

Cuántas ciudades hemos hecho perecer

«¡Cuántas ciudades hemos hecho perecer, más fuertes que tu ciudad, que te ha expulsado, sin que hubiera quien les auxiliara!» Corán, 47, 13.

Apártate de ellos discretamente

«¡Ten paciencia con lo que dicen y apártate de ellos discretamente!» Corán, 73, 10.

Alá es la Verdad

«Esto es así porque Alá es la Verdad, pero lo que ellos invocan en lugar de invocarle a Él es lo falso, y porque Alá es el Altísimo, el Grande.» Corán, 22, 62.

En José y sus hermanos hay signos para los que inquieren

«Ciertamente, en José y sus hermanos hay signos para los que inquieren.» Corán, 12, 7.

Éste es un comunicado dirigido a los hombres

«Éste es un comunicado dirigido a los hombres para que, por él, sean advertidos, para que sepan que Él es un Dios Uno y para que los dotados de intelecto se dejen amonestar.» Corán, 14, 52.

No sigas la pasión

«¡David! Te hemos hecho sucesor en la tierra. ¡Decide, pues, entre los hombres según justicia! ¡No sigas la pasión! Si no, te extraviará del camino de Alá. Quienes se extravíen del camino de Alá tendrán un severo castigo. Por haber olvidado el día de la Cuenta.» Corán, 38, 26.

Da lo mismo que mantengáis ocultas vuestras palabras

«Da lo mismo que mantengáis ocultas vuestras palabras o que las divulguéis. Él conoce bien lo que encierran los pechos.» Corán, 67, 13.

El Ungido

«El Ungido no tendrá a menos ser siervo de Alá, ni tampoco los ángeles allegados.» Corán, 4, 172.

El perdón que Abraham pidió para su padre

«El perdón que Abraham pidió para su padre no fue sino en virtud de una promesa que le había hecho; pero, cuando vio claramente que era enemigo de Alá, se desentendió de él. Abraham era, ciertamente, tierno, benigno.» Corán, 9, 114.

Son los partidarios de Alá los que prosperan

«No encontrarás a gente que crea en Alá y en el último Día y que tenga cariño a quienes se oponen a Alá y a Su Enviado, aunque éstos sean sus padres, sus hijos varones, sus hermanos o los miembros de su misma tribu. Ha inscrito la fe en sus corazones, les ha fortalecido con …

Beneficios de vuestro Señor

«¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?» Corán, 55, 13.

Sed buenos

«¡Servid a Alá y no Le asociéis nada! ¡Sed buenos con vuestros padres, parientes, huérfanos, pobres, vecinos -parientes y no parientes-, el compañero de viaje, el viajero y vuestros esclavos! Alá no ama al presumido, al jactancioso». Corán, 4, 36.

No toméis como amigos a los enemigos Míos

«¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a los enemigos Míos y vuestros, dándoles muestras de afecto, siendo así que no creen en la Verdad venida a vosotros!» Corán, 60, 1.

Pecados leves

«Quienes evitan los pecados graves y las deshonestidades y sólo cometen pecados leves… Tu Señor es inmensamente indulgente. Os conocía bien cuando os creaba de la tierra y cuando erais un embrión en el seno de vuestra madre. ¡No os jactéis, pues, de puros! Él conoce bien a los que Le temen.» Corán, 53, 32.

Un creyente no puede matar a otro creyente

«Un creyente no puede matar a otro creyente, a menos que sea por error.» Corán, 4, 92.

Los hombres deben rendir cuentas

«Se acerca el momento en que los hombres deban rendir cuentas, pero ellos, despreocupados, se desvían.» Corán, 21, 1.

Algunas conjeturas son pecado

«¡Creyentes! ¡Evitad conjeturar demasiado! Algunas conjeturas son pecado. ¡No espiéis! ¡No calumniéis! ¿Os gustaría comer la carne de un hermano muerto? Os causaría horror… ¡Temed a Alá! Alá es indulgente, misericordioso.» Corán, 49, 12.

Alá es omnisciente

«¿No ves que Alá conoce lo que está en los cielos y en la tierra? No hay conciliábulo de tres personas en que no sea Él el cuarto, ni de cinco personas en que no sea Él el sexto. Lo mismo si son menos que si son más, Él siempre está presente, dondequiera que se …

Volveos a Alá con sincero arrepentimiento

«¡Creyentes! ¡Volveos a Alá con sincero arrepentimiento! Quizá vuestro Señor borre vuestras malas obras y os introduzca en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. El día que Alá libre de vergüenza al Profeta y a los que con él creyeron… Su luz correrá ante ellos y a su derecha. Dirán: «¡Señor! ¡Perfecciónanos nuestra luz y …

Si dais limosna

«Si dais limosna públicamente, es algo excelente. Pero, si la dais ocultamente y a los pobres, es mejor para vosotros y borrará en parte vuestras malas obras. Alá está bien informado de lo que hacéis.» Corán, 2, 271.

No os burléis unos de otros

«¡Creyentes! ¡No os burléis unos de otros! Podría ser que los burlados fueran mejores que los que se burlan. Ni las mujeres unas de otras. Podría ser que las burladas fueran mejores que las que se burlan. ¡No os critiquéis ni os llaméis con motes ofensivos! ¡Mala cosa es ser llamado ‘perverso’ después de haber …

El afán de lucro os distrae

«El afán de lucro os distrae». Corán, 102, 1.

El peso de un átomo de bien

«Quien haya hecho el peso de un átomo de bien, lo verá.» Corán, 99, 7.

La vida de acá es juego, distracción y ornato

«¡Sabed que la vida de acá es juego, distracción y ornato, rivalidad en jactancia, afán de más hacienda, de más hijos! Es como un chaparrón: la vegetación resultante alegra a los sembradores, pero luego se marchita y ves que amarillea; luego, se convierte en paja seca. En la otra vida habrá castigo severo o perdón …

Él es el Creador de todo

«¿Es que Quien ha creado los cielos y la tierra no será capaz de crear semejantes a ellos? ¡Claro que sí! Él es el Creador de todo, el Omnisciente.» Corán, 36, 81.

Me refugio en el Señor

«Me refugio en el Señor de los hombres». Corán, 114, 1.

Celebra al anochecer y al alba

«¡Ten paciencia! ¡Lo que Alá promete es verdad! Pide perdón por tu pecado y celebra al anochecer y al alba las alabanzas de tu Señor.» Corán, 40, 55.

Su arrepentimiento era sincero

«A David le regalamos Salomón. ¡Qué siervo tan agradable! Su arrepentimiento era sincero.» Corán, 38, 30.

A Alá no le gusta la maledicencia

«A Alá no le gusta la maledicencia en voz alta, a no ser que quien lo haga haya sido tratado injustamente.» Corán, 4, 148.

Yo soy el Indulgente, el Misericordioso

«Pero aquéllos que se arrepientan y se enmienden y aclaren, a ésos Me volveré. Yo soy el Indulgente, el Misericordioso.» Corán, 2, 160.

Creemos en Alá y en lo que se nos ha revelado

«Creemos en Alá y en lo que se nos ha revelado, en lo que se reveló a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y las tribus, en lo que Moisés, Jesús y los profetas recibieron de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y nos sometemos a Él» Corán, 2, 136.

La piedad

«La piedad no estriba en que volváis vuestro rostro hacia el Oriente o hacia el Occidente, sino en creer en Alá y en el último Día, en los ángeles, en la Escritura y en los profetas, en dar de la hacienda, por mucho amor que se le tenga, a los parientes, huérfanos, necesitados, viajero, mendigos …

Abraham no fue judío ni cristiano

«Abraham no fue judío ni cristiano, sino que fue hanif, sometido a Alá, no asociador.» Corán, 3, 67.

No toméis como amigos

«¡Creyentes! No toméis como amigos a vuestros padres y a vuestros hermanos si prefieren la incredulidad a la fe.» Corán, 9, 23

Labrar el campo de la vida futura

«A quien desee labrar el campo de la vida futura se lo acrecentaremos. A quien, en cambio, desee labrar el campo de la vida de acá, le daremos de ella, pero no tendrá ninguna parte en la otra vida.» Corán, 42, 20.

Buenas nuevas a los que tienen paciencia

«Vamos a probaros con algo de miedo, de hambre, de pérdida de vuestra hacienda, de vuestra vida, de vuestros frutos. Pero ¡anuncia buenas nuevas a los que tienen paciencia». Corán, 2, 155.

Alá castiga severamente

«Hay hombres que, fuera de Alá, toman a otros que equiparan a Él y les aman como se ama a Alá. Pero los creyentes aman a Alá con un amor más fuerte. Si vieran los impíos, cuando vean el castigo, que la fuerza es toda de Alá y que Alá castiga severamente…» Corán, 2, 165.